I Foro Socioeconómico Bahía de Cádiz

Organizado por la Sociedad Puertorrealeña de Amigos del País

Jornada de análisis sobre la aplicación de nuevas tecnologías de comunicación, información y energía, en la industria aeroespacial, naval y marítima, con implantación en la Bahía de Cádiz.

Página del evento

 
 


SOBRE LA SOCIEDAD PUERTORREALEÑA DE AMIGOS DEL PAÍS

Las Sociedades Económicas o Patrióticas de Amigos del País fueron durante el reinado de Carlos III y, posteriormente, en el Siglo XIX, unas entidades con un profundo deseo de poner en práctica las ideas reformistas imperantes en la época. Se crearon para popularizar y alentar reformas y se convirtieron en los centros idóneos para trabajar y luchar por el triunfo de ideales renovadores. Puerto Real fue uno de los primeros municipios que tuvo la autorización del Consejo de Castilla para su creación, constituyéndose el primero de mayo de 1784 bajo la presidencia del Obispo de Cádiz, Don José Escalzo y Miguel.

Las Sociedades Económicas del Amigos del País nacen en España, pero también existieron en otros estados, siempre con la finalidad de difundir las nuevas ideas y conocimientos técnicos de la Ilustración. En la actualidad algunas permanecen activas y siguen teniendo como objetivo el fomento de la economía en los lugares donde se asientan y en el resto del país.

Entre 1781 y 1789 tiene lugar su constitución en diversos lugares de la provincia de Cádiz: Sanlúcar (1781), Jerez (1781/1786), Medina Sidonia (1785/1786), Puerto de Santa María (1787/1788), Alcalá de los Gazules (1788) y Vejer (1788/1791). La constitución de todas estas sociedades cuenta con el impulso de un pequeño núcleo de eclesiásticos, comerciantes e industriales, arrendatarios o propietarios agrícolas y de algunos miembros de la nobleza e individuos ilustrados preocupados por el progreso de su ciudad.

La Sociedad Económica de Amigos del País de Puerto Real sería la primera fundada en el Obispado de Cádiz, iniciando su andadura en 1783 siendo sus promotores Don Antonio de Gálvez y Don Francisco Guerra, quienes se dirigen al Real y Supremo Consejo de Castilla remitiéndoles estatutos y solicitud para su constitución.

Su sesión inaugural tendría lugar el uno de mayo de 1784 bajo la presidencia del Ilmo. Señor Obispo de Cádiz Don José Escalzo y Miguel.

Su lema sería “Por la Industria. La Abundancia” .